Publicidad bottom mobile

El técnico de la selección venezolana, Rafael Dudamel, se mostró muy orgulloso por la manera cómo sus jugadores plantearon su último partido del grupo C de la Copa América Centenario en donde empataron 1-1 con México.

"Siento amargura porque quería ganar, voy a encontrar cosas rescatables en el análisis, pero fue el partido más exigente de esta primera fase desde lo táctico hasta lo físico", dijo Dudamel.

México se quedó con el primer lugar de la llave al llegar a 7 puntos y una diferencia de goles de +4, mientras que Venezuela terminó segunda con las mismas unidades y +2 de saldo.

"México tuvo mayor volumen de juego, rotó mejor la pelota e hizo ancha y larga la cancha con su dinámica de juego. Eso nos desgastó, quisimos ir a buscar el partido pero terminamos jugando en defensa buena parte del encuentro porque México nos llevo a eso", señaló el estratega llanero.

Dudamel valoró la entrega del equipo que puso ante los aztecas, que tuvo varios suplentes en la formación, y reconoció el trabajo de Dani Hernández, de extraordinaria participación en el arco. 

"Dimos un paso en nuestro crecimiento porque tuvimos nuevos jugadores en la alineación, y se mantuvo el orden y la disposición, y el deseo de ganar fue igual que con los titulares", remarcó.

"Era normal que nadie firmara una actuación como la que tuvimos en la primera fase, y ahora que hemos alcanzado los resultados el mensaje a Venezuela es que disfruten a su vinotinto", dijo con tono emocionado.

"Ahora vienen partidos mucho más trascendentales, pero vamos con mesura, mucha mesura frente al rival que no toque enfrentar", puntualizó.

Comentarios

No hay contenido en este grupo.